News

Search news
6th Feb 2019 - By Natalia Marcos (ElPaís)

Victoria Abril, Verónica Forqué y Elena Anaya, en la nueva serie de Netflix

Pau Freixas es el creador y director de 'Días de Navidad', en la que también participan Ángela Molina, Nerea Barros o Verónica Echegui

Netflix pone en marcha su serie española con el reparto femenino más lleno de estrellas. Pau Freixas (Sé quién eres,Pulseras rojas) es el creador y director de Días de Navidad, que llegará a la plataforma a finales de 2019 o principios de 2020. En tres capítulos de una hora cada uno, la producción sigue la vida de cuatro hermanas a través de sus encuentros en Navidad. En el primer episodio, las protagonistas son unas niñas de entre 11 y 17 años. El segundo capítulo las encuentra 20 años después, convertidas en treintañeras con sus propias familias. El tercero salta otros 30 años para verlas convertidas en abuelas.

Ángela Molina, Charo López, Victoria Abril y Verónica Forqué protagonizan el tercer episodio. Nerea Barros, Elena Anaya, Verónica Echegui y Anna Moliner dan vida a las hermanas en su edad adulta, y cuatro jóvenes actrices desconocidas las interpretan en su etapa infantil. "En el casting buscábamos no tanto el parecido físico entre las actrices, aunque evidentemente tenía que haberlo, como que tuvieran un alma parecida", explica Freixas a EL PAÍS. En la serie también participan actores como Alicia Borrachero, Francesc Garrido, Susi Sánchez o Miquel Fernández.

Freixas ha reunido un elenco de primer nivel para plasmar esta historia familiar con forma de cuento de Navidad. "Desde el principio dijimos que había que priorizar por encima de todo el reparto, porque es una historia muy de personajes, de viaje personal. Y se ha conseguido", dice el creador. Las actrices que dan vida a las cuatro hermanas cambian en cada entrega para adaptarse a la edad de los personajes.

El guionista y director no oculta su entusiasmo ante el reparto con el que cuenta, una colección de nombres que no imaginaba cuando escribía la serie junto a Clara Esparrach. "Si escribes pensando en un actor concreto y después no lo consigues, es muy frustrante. Además, te engañas a ti mismo. Cuando pones la cara del actor, le exiges menos al guion porque te lo llena el actor".

El rodaje, que arranca el próximo lunes y se extenderá a lo largo de seis semanas, ha estado precedido por reuniones y ensayos para que las actrices se conocieran entre ellas y a los personajes. "Hicimos una mesa italiana donde juntamos a los casi 30 actores que salen en todos los capítulos porque quería que todo el mundo pudiese ver el relato completo de la vida de estas mujeres. Fue bonito que todos se vieran y que las actrices del capítulo 3, por ejemplo, conocieran a las niñas que les interpretan en el 1", señala Freixas. Con esos ensayos, ha tratado de buscar y potenciar los aspectos que tienen en común los personajes y sus actrices. Además, han dado pie a la reescritura de partes del guion. "Estas actrices, con un viaje profesional y personal tan potente, aportan mucho a la historia", dice Freixas.

"En el primer capítulo, como las niñas son pequeñas, la perspectiva es más infantil y tiene un espíritu de cuento. El segundo episodio tiene un pie a medio camino entre el cuento y el drama. El tercero se acerca a la tragicomedia porque es la búsqueda de la reconciliación de estas hermanas. Cada uno tiene un color pero forman parte de una misma pieza", cuenta Freixas sobre una historia que asegura que rondaba su cabeza desde hace tiempo y que ahora, con la producción de Netflix y de Filmax, se llevará a la pantalla.

Días de Navidad es su primera creación para Netflix. Acostumbrado a crear historias para la televisión tradicional, Freixas asegura que no se ha planteado la serie de una forma diferente por trabajar para una plataforma. "Lo que intentas es ser fiel a lo que te apetece y cómo lo quieres contar. Yo les dije desde el principio que era una cosa muy de autor, de ir encontrando el tono a medida que avanzamos. De hecho, empezó siendo muy, muy blanca y ha terminado teniendo un elemento más interesante, con personajes con más dimensiones. Netflix en ese aspecto ha sido muy receptiva a que seamos muy fieles a lo que sentimos y respetar al autor", remata Freixas sobre su experiencia.

COMPETITIVIDAD Y AUTOESTIMA

La apuesta de Netflix por la producción española es firme. Desde su primera serie, Las chicas del cable (que ya prepara su cuarta temporada), la cantidad de proyectos con sello español no hace más que crecer. Entre los títulos que tiene en preparación se encuentran Alta mar, Sky Rojo, Hache o las nuevas entregas dePaquita Salas, La casa de papel y Élite. Son solo unos cuantos ejemplos de la explosión de la ficción televisiva española y su proyección internacional. Para Pau Freixas, hay varios factores que explican este boom: "se combina que aquí se hacen series a un precio más que competitivo y con un resultado espectacular, y a medida que esto ha sido recibido por el mercado internacional, se ha reforzado la autoestima de creadores, actores y todos los implicados. Estamos en un momento en el que nos creemos que podemos hacerlo todo y trabajamos mejor. El talento y la capacidad de hacer las cosas ha estado siempre. Ahora además tenemos autoestima, y las cosas salen sin parar".

El País

Victoria Abril, Verónica Forqué y Elena Anaya, en la nueva serie de Netflix Victoria Abril, Verónica Forqué y Elena Anaya, en la nueva serie de Netflix Victoria Abril, Verónica Forqué y Elena Anaya, en la nueva serie de Netflix

Search news

Search